Surrealismo.

No soy destino, soy coincidencia.